Las 5 Razones Por Las Que macOS Tiene Menos Virus Que Windows


Cuando se trata de seguridad, por supuesto, ningún sistema es perfecto. Cualquier sistema operativo, incluido macOS, puede ser infiltrado por virus. Y aunque los hábitos de los usuarios definitivamente juegan un papel, muchos estarán contentos de saber que el sistema operativo macOS está relativamente mejor protegido contra la mayoría de las amenazas de malware. Y en este artículo conoceremos la razón de este fenómeno.

¿Qué es el malware?

En lo que respecta a los virus informáticos, a menudo utilizamos los términos "malware" y "virus" indistintamente, pero se refieren a diferentes tipos de ataques.

Un virus informático apropiado daña su sistema ralentizándolo, llenando su disco duro o borrando archivos importantes. Es difícil para un usuario inexperto deshacerse de los virus por sí mismo porque se replican en algún lugar profundo de su sistema operativo.

Hoy en día, la mayoría de los ordenadores están bastante bien protegidos contra los virus tradicionales, pero en las sombras se esconde una gran cantidad de otras amenazas de software a las que los sistemas operativos no pueden hacer frente. Por ello hay tantos virus en Windows hoy en día. 

En general, el término malware se refiere a cualquier software malicioso, incluido el adware que genera publicidad, el spyware que controla el uso del ordenador y lo comunica a una organización. Gusano informático que se propaga a otros ordenadores a través de una red. Los virus troyanos que se disfrazan de programas ordinarios y los virus informáticos que simplemente corrompen el sistema, borran archivos, etc.

¿Qué protege a macOS del malware?

Es posible que hayas oído la afirmación de que no hay virus en macOS. Por supuesto, esta afirmación no es cierta, y los ordenadores Mac pueden tener virus.

Sin embargo, esto es algo relativamente raro y muchos usuarios que han utilizado un Mac durante años sin un programa antivirus nunca han encontrado un problema de virus. Este hecho, será difícil de conseguir por los usuarios de Windows.

Por supuesto, en este caso entran en juego muchos factores. Windows ha progresado enormemente en términos de seguridad en los últimos años, pero macOS sigue disfrutando de ventajas únicas que reducen la probabilidad de infección en primer lugar.

Ahora, hablemos realmente de por qué el sistema operativo Mac es menos susceptible a todos estos virus

1. macOS utiliza la plataforma Unix

Cuando Microsoft desarrolló Windows, basó su sistema operativo en su propia y exclusiva plataforma de software MS-DOS. Apple, en cambio, al igual que el sistema operativo Linux, desarrolló macOS utilizando una plataforma de código abierto llamada Unix.

Unix es famoso por su estabilidad y sus características de seguridad, muchas de las cuales faltan en MS-DOS. De hecho, Windows ya no utiliza MS-DOS como base desde Windows XP, pero muchas partes de su seguridad y arquitectura actuales proceden de aquellos primeros tiempos.

Al mismo tiempo Unix es, como he dicho antes, de código abierto y es utilizado por varias empresas para desarrollar macOS, Linux, el sistema operativo de la PlayStation, que utiliza el mismo Linux e incluso el firmware de aparatos como un módem o un router.

De todo esto podemos concluir que hay muchas grandes empresas que utilizan y sobre todo quieren arreglar todas las vulnerabilidades disponibles en el kernel de Unix, para poder hacer sus propios productos más seguros. El sistema operativo MacOS, entre otros, se beneficia de este esfuerzo de grupo, mientras que los ordenadores con Windows dependen exclusivamente de la arquitectura de Microsoft.

2. Software Gatekeeper

Cuando se descargan nuevas aplicaciones en macOS, el programa del sistema Gatekeeper, las pone temporalmente en cuarentena y, mediante la tecnología XProtect, analiza el código fuente en busca de malware. Si detecta una amenaza, Gatekeeper le advertirá del riesgo y le impedirá abrir la aplicación. Esto ocurre sobre todo cuando se descarga la aplicación desde otras fuentes que no sean la App Store oficial.

Por supuesto, puedes evitar la protección de Gatekeeper manteniendo pulsado el botón Control del teclado y haciendo clic en la aplicación, pero al hacerlo te arriesgas a infectar el sistema operativo.

Este enfoque es tan robusto que incluso si un análisis de XProtect da un resultado positivo, el sistema Gatekeeper puede rechazar la aplicación que se está ejecutando si no confía en el desarrollador en cuestión. 

Por defecto, MacOS sólo permite instalar sin problemas aplicaciones de la App Store oficial o de "ciertos desarrolladores de confianza". Esto permite que aplicaciones como Dropbox, Evernote o Microsoft Office bloqueen a los desarrolladores menos conocidos.

3. Limitar el acceso a las aplicaciones

macOS utiliza la tecnología de "sandboxing" o caja de arena para limitar las capacidades de las aplicaciones. Esta práctica le permite construir barreras virtuales alrededor de las aplicaciones de terceros para que no tengan acceso a otras aplicaciones o archivos del sistema en su ordenador MacOS.

Es decir, inicialmente, cualquier aplicación no tiene acceso completo a los datos del usuario. Sólo puede recuperarla con el permiso del usuario, y ésta es, de hecho, una solución más segura para cualquier consumidor.

Por supuesto, también es una de las razones por las que MacOS es menos flexible que los PC con Windows, pero con estas limitaciones viene una mayor seguridad. De hecho, las aplicaciones de terceros también tienen un acceso limitado a los principales archivos del sistema, lo que hace más difícil hacer un daño grave si se salta el Gatekeeper.

A partir de macOS Catalina, todas las aplicaciones deben solicitar permiso para cada parte del sistema a la que deseen acceder. Incluye categorías como archivos y carpetas, grabación de pantalla, cámara, fotos y más.

Si te interesa, ve a Ajustes del sistema > Seguridad y privacidad > y selecciona Privacidad, en esta sección, puedes ver a qué recursos se le permite acceder a la app y a cuáles no.

El sistema es el mismo para iOS y Android.

4. Protección de la integridad del sistema (SIP).

MacOS oculta por defecto los archivos importantes del sistema, evitando que el usuario los dañe o mueva accidentalmente. Además, MacOS también protege los archivos importantes tras una protección oculta llamada System Integrity Protection (SIP).

La tecnología SIP restringe la edición de los archivos del sistema, que suelen ser el principal objetivo del malware. Esto hace más difícil que los virus se infiltren en tu sistema operativo y comprometan la seguridad o el rendimiento de MacOS.

Al igual que Gatekeeper, si lo necesita, puede saltarse la protección SIP. Sin embargo, la mayoría de los desarrolladores conocidos crean sus aplicaciones para que funcionen junto con SIP, así que es mejor no hacerlo si se quiere.

5. Los ordenadores con macOS son mucho más pequeños que los de Windows

Esta no es una defensa ventajosa, especialmente porque este punto no es un desarrollo o tecnología y está fuera del control de Apple, pero el hecho es que MacOS es menos popular que Windows y la mayoría de los hackers están interesados en el sistema que la mayoría de la gente utiliza para llegar a un objetivo mayor.

Un virus escrito para infectar Windows no funcionará contra MacOS. Por lo tanto, la cuestión que se plantea a los atacantes es qué plataforma quieren atacar. Como Windows es más popular que macOS, tiene sentido crear malware para Windows y atacar a más gente.

Eso es exactamente lo que está ocurriendo. Hay menos amenazas de malware en el Mac porque la gente que las crea se beneficia mucho menos. Este principio, aunque defectuoso, se conoce como seguridad a través de la oscuridad.

Conclusión:

El eslabón más débil de cualquier sistema de seguridad es el usuario. MacOS hace un gran trabajo de defensa contra el malware, pero también puedes ayudar al sistema usando el sentido común. Por ejemplo:

  • Mantenga su sistema operativo al día con las últimas actualizaciones de seguridad.
  • Evite abrir archivos adjuntos o enlaces de remitentes desconocidos.
  • No descuide las funciones de seguridad para instalar aplicaciones de fuentes no confiables.
  • Para una protección adicional, puede considerar la instalación de un programa antivirus.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente